Lun. May 20th, 2024

Actualmente, los electrodomésticos resultan ser una parte importante para las personas, ya que simplifican sus tareas diarias y mejoran su calidad de vida. Sin embargo, muchas veces estos aliados del hogar presentan fallas inesperadas, debido al mal uso y la falta de mantenimiento.

Electrolux, la marca sueca de electrodomésticos con presencia en el país desde hace más de 80 años, entrega una serie de recomendaciones para prolongar la vida útil de sus dispositivos, mantenerlos en óptimas condiciones y así, evitar reparaciones o reemplazos que puedan afectar el bolsillo de los colombianos

  1. Limpieza es sinónimo de felicidad: mantener los electrodomésticos limpios es esencial. Retirar la suciedad, polvo, restos de alimentos o residuos de detergente no solo mejora su aspecto, sino que también previene el desgaste prematuro de las piezas y la acumulación de averías.
  2. Hasta las puertas se deben limpiar: en electrodomésticos como lavavajillas, neveras y/o lavadoras, el desgaste de gomas o empaques suele ser mayor, ya que el abrir y el cerrar las puertas de manera repetitiva, puede generar un desgaste en las mismas y aumentar la proliferación de bacterias externas. Por este motivo, es recomendable realizar una limpieza profunda cada 15 días con un paño de microfibra humedecido en agua tibia y con un poco de vinagre blanco o lejía.  

Recuerde realizar inspecciones periódicas para asegurar su correcto uso.

  1. Lea antes de usar: al adquirir un producto de tecnología para el hogar siempre es recomendable leer las instrucciones.  En ellas, se encuentran las especificaciones de estos; potencia, carga máxima, tiempo de uso, entre otros, así como las pautas para un funcionamiento óptimo. 
  2. Mantenga la distancia: en el caso de las neveras, siempre es ideal mantenerlas alejadas de la luz solar o de fuentes de calor muy cercanas, pues esto puede alterar su temperatura interna y deformar sus paredes. Lo ideal es ubicarla a un mínimo de 60 cm de distancia de los fogones de la cocina y los ventanales directos. 

Si por temas de diseño de la cocina debe ubicarla cerca de hornos o estufas, asegúrese de que en su instalación tenga buen aislamiento.

  1. No use sustancias corrosivas:  para hornos empotrables, es recomendable utilizar únicamente un rociador con agua y encenderlo 200° C por 15 minutos para limpiar sus paredes o bases. De esta manera, se evita el uso de sustancias que puedan dañar su material.
  2. Dele espacio a su ropa: al momento de utilizar la secadora y/o lavadora, es importante no cubrir la totalidad de su capacidad, ya que esto garantiza que la ropa tenga libertad de movimiento y el aire caliente (en caso de las secadoras), recircule fácilmente entre las prendas. Se recomienda utilizar aproximadamente un 20% menos de su capacidad promedio. 
  3. Una buena ventilación hace la diferencia: cuando su lavadora termine el proceso completo de lavado y/o secado, deje la máquina abierta entre 10 y 15 cm para prevenir los malos olores y moho.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *