Jue. Jul 25th, 2024

La Fundación Corazón Verde reconoció el sacrificio y la dedicación heroica de la Policía Nacional al entregar el XXIII Premio Corazón Verde al Mejor Policía de Colombia

Durante 23 años, el Premio Corazón Verde ha recorrido cada rincón de Colombia, llegando a los municipios más remotos del país, con el propósito de reconocer a los policías que demuestran día a día un compromiso absoluto hacia su institución y una entrega inquebrantable a su comunidad.

Los hombres y mujeres que forman parte de la Policía Nacional van más allá de sus deberes, convirtiéndose en un pilar fundamental para la seguridad pública, combatiendo el crimen en todas sus formas y brindando tranquilidad a todos los colombianos.

En su vigésimo tercera edición, este evento se llevó a cabo en el centro cultural del Gimnasio Moderno, y reunió a destacados miembros de la sociedad civil y sus instituciones para rendir homenaje a aquellos héroes y heroínas que trabajan incansablemente, protegiendo y sirviendo a la sociedad. Este año, se recibieron un total de 453 nominaciones, de las cuales 11 llegaron a la etapa final. El proceso de evaluación y selección de los finalistas en cada categoría se realizó mediante un riguroso análisis y debate de los trabajos presentados.

El jurado calificador decidió que en esta edición, serían dos los policías que recibirían el premio a Mejor Policía del Año, y los ganadores fueron: Kelly José Rodríguez y Andrés Camilo Ramírez Rodríguez.

La patrullera Kelly José Rodríguez Elis, de la Policía Metropolitana de Bogotá, obtuvo el reconocimiento «Lucha Contra la Criminalidad y el Mantenimiento del Orden Público». En el desempeño integral de sus funciones, trabajó incansablemente contra diferentes delitos con el objetivo de brindar seguridad y tranquilidad pública.

Kelly lideró un operativo enfocado en casos de explotación sexual de niñas venezolanas vulnerables en el barrio Santa Fe. Este operativo se ejecutó durante 9 meses, en los cuales ella se infiltró, haciéndose pasar como vendedora de tintos, vendedora de tapabocas e incluso asumiendo el rol de una trabajadora sexual.

Actuó con extrema cautela para lograr infiltrarse sin levantar sospechas y ganarse la confianza de quienes interactuaban con ella en este ambiente hostil. Fue así como logró desarticular la red delictiva «LAS VEGAS» en el centro de la capital.

Esta exitosa y impresionante operación resultó en el rescate de 15 menores de edad venezolanas y la captura de 15 implicados en la red, quienes ya están siendo judicializados.

Por su parte, Andrés Camilo Ramírez Rodríguez, miembro de la Jefatura Nacional del Servicio de Policía, recibió el premio «Heroísmo» por su comportamiento audaz destinado a proteger, defender y asistir a personas y bienes, tanto públicos como privados.

El patrullero Andrés Camilo Ramírez se desempeña como instructor de la unidad de mantenimiento del orden público. Cuando atendía unos disturbios en el municipio de Yondó, Antioquia, los manifestantes atentaron contra su vida y la de sus compañeros lanzándoles granadas.

Estos ataques afectaron a varios de sus compañeros, pero Andrés no dudó un instante en ir a rescatarlos. Mientras lo hacía, recibió un nuevo ataque que lo impactó directamente. Sin embargo, en medio del disturbio, él no se dio cuenta de las lesiones físicas que tenía en su cuerpo y no desistió en su lucha por rescatar a sus demás compañeros, logrando salvar aproximadamente a 7 de ellos.

Estuvo sin percatarse del daño que había sufrido hasta que fue llevado a un centro médico. Posteriormente, después de recibir atención, pasó alrededor de 4 meses en cuidados intensivos debido a la gravedad de las lesiones, incluyendo múltiples esquirlas de la explosión en varias partes de su cuerpo, requiriendo intervenciones repetidas. Como consecuencia del atentado, el Patrullero Andrés Camilo Ramírez perdió la vista en un ojo y sufrió esquirlas en el pulmón derecho, miembros inferiores y cerebro.

Andrés, un héroe en todo el sentido de la palabra, se encuentra actualmente en proceso de rehabilitación debido a las secuelas generadas por el atentado y será retirado de la institución, siendo calificado como no apto para continuar desempeñando su labor. Una persona que sin dudarlo ni un segundo, antepuso la vida de sus compañeros a su propia integridad.

Estos reconocimientos simbolizan la gratitud y la admiración de los colombianos y la Fundación Corazón Verde hacia todos los héroes del país. 

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *